Remedios para hijos rebeldes e inquietos

Rituales
ayuda para hijos rebeldes, hijos rebeldes, remedios esotericos, remedios hijos rebeldes, Rituales, rituales para hijos rebeldes
0
Remedios para hijos rebeldes e inquietos

No son pocas las personas que buscan respuestas y soluciones para mejorar la relación con sus hijos rebeldes, algo violentos o sumamente inquietos. Quizá porque, como adultos, no saben cómo comunicarse positivamente con estos niños o adolescentes conflictivos. Y porque necesitan endulzar el vínculo entre padres e hijos antes de que sea demasiado tarde. A ellos van destinados estos posibles bálsamos y ceremoniales.

 

Remedios y rituales para amansar a niños rebeldes

 

Bálsamo tranquilo

 

Se trata de una loción para utilizar en ocasiones especiales. Se obtiene macerando distintas plantas con ingredientes tales como el aceite girasol, romero o tomillo. De tal combinación surge un líquido color verde oscuro. ¿Para qué se emplea? Para tranquilizar y mejorar el humor de personas que se comportan contido manifestando hostilidad. Por ello puede funcionar para mejorar el vínculo con niños o jóvenes son gruñones o agresivos.

 

¿Cómo llevar a cabo el ritual? Debes escribir en un papel siete veces el nombre completo de tu hijo; con bolígrafo negro o tinta para rituales. Luego, enrollar el papel, atarlo con una cinta blanca e introducirlo en el frasco o la botella que contiene el bálsamo. Por último, es preciso llevar el bálsamo al congelador por tres semanas. Se recomienda no mencionar nada de esto a nadie.

 

Para endulzar a tu hijo rebelde

 

Para calmar, suavizar su carácter y modificar su actitud hacia ti. ¿Cómo se realiza el ritual? Pon miel en un frasco con tapadera metálica. En un papel escribe tres veces el nombre completo de tu hijo hostil. Gíralo 90 grados y escribe ahora tu nombre completo, también tres veces, como tachando lo anteriormente escrito. Alrededor de ello, con tinta roja, escribe tu intención sin espacios, encadenando una palabra con otra y obteniendo un círculo cerrado perfecto. Ejemplo: deseoqueminiñorebeldesecomportedemaneraamableconmigo. Acto seguido, come tres cucharadas de miel al tiempo que recitas tu intención utilizando el nombre completo de tu hijo. Dobla el papel cuantas veces puedas y sumérgelo en la miel. Cierra el frasco de cristal y pega en la tapa una vela roja (con la misma cera). Enciéndela hasta que la vela se consuma por completo.

 

Para mejorar la relación entre padres e hijos

 

Conviene hacerlo con luna creciente. Dejar flotar nueve claveles blancos cortados (solo la flor) en un cuenco con agua. Bajo este último, colocar un papel con el nombre completo y la fecha de nacimiento de tu hijo rebelde. No hacer más nada durante nueve seguidos. Tampoco cambiar el agua. Poner un cuarzo (limpiador de energías negativas) al lado del cuenco.

 

Haz uno de estos rituales o los tres. Tras ello, advertirás un cambio de actitud en tu hijo. Ya verás cómo se resuelve el conflicto entre ambos. ¡Ánimo y a por ello!

 

Deje su comentario